Briviesca

Briviesca es un municipio y una ciudad española situada en el norte de la península ibérica, cabecera del partido judicial de Briviesca, capital de la comarca de La Bureba, provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León. Según los datos demográficos de 2017, el municipio posee 6.861 habitantes, siendo el 4º más poblado de la provincia.

Briviesca ha sido siempre un cruce de caminos, que la han convertido en un pueblo hospitalario y amante de la tradición.

En Briviesca, se cruzaban dos calzadas romanas, una en dirección a Pamplona y otra en dirección a Zaragoza. En la Edad Media, durante el siglo XI, Briviesca se convertirá en tránsito obligado del Camino de Santiago.

En la actualidad, Briviesca continúa siendo una pequeña ciudad castellana que sabe conjugar el encanto de la tranquilidad, propia de las poblaciones de la meseta, con una red de servicios que permiten una agradable calidad de vida a sus ciudadanos.

El actual emplazamiento de Briviesca, famoso por su estructura urbana ortogonal, no ha sido el único de la ciudad, ya que data probablemente de principios del siglo XIV. Durante la época romana y visigoda se encontraba en colinas cercanas, buscando una mejor defensa.

El traslado de la villa, cuando es comprada por Doña Blanca de Portugal, nieta de Alfonso X el Sabio, constituye un verdadero hito en la historia de la ciudad. Primero, a causa del propio traslado, que permitió un mejor acceso a las vías de comunicación, cuando el intercambio comercial empezaba a primar sobre el defensivo. Y en segundo lugar, el hecho de que fuera fruto de una voluntad deliberada dio como resultado un trazado regular, fácilmente identificable todavía hoy, que la hizo merecer el nombre de la “bien trazada”.